El discípulo aprende a través de sus experiencias. Muchas de sus experiencias, pero no todas viene por sus sentidos. El aprendizaje es generalmente mejor cuando el alumno usa más de un sólo sentido a la vez. El buen maestro o líder recuerda, sin embargo, que no todas las experiencias pueden provenir de sus sentidos. Hay muchas clases de experiencias, algunas son experiencias de la realidad como golpearse el dedo con un martillo o ir de viaje, algunas son ficticias o imaginarias, por ejemplo cuando se toma parte en una comedia o drama. (más…)