compromisoGénesis 2:18 “Y dijo el SEÑOR Dijo:”No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda que esté delante de él.”
I. La Familia Dentro Del Plan De Dios
A. La naturaleza social del hombre

El ser humano por naturaleza es una persona social, por naturaleza quiere decir que fue creado así.  Esta necesidad parece ser mas interna que externa.  Aunque si es cierto que físicamente el ser humano siente satisfacción con la presencia y el contacto de otra persona, no menos cierto es que su necesidad nace desde su interior, sus sentimientos.  El ser humano nace con necesidad de amar a alguien o de dedicar parte de su vida a cuidar a otra u otras personas.

Esto es debido a que Dios es un ser social, aun su misma naturaleza así lo demuestra-Padre, Verbo y Espíritu Santo.  No olvidemos que nosotros fuimos creados a su imagen y semejanza.

Un claro ejemplo de esto es cuando vemos que una persona necesita cuidar de otra, esta se esfuerza, hasta podemos decir que vive mejor ya que siente que tiene a alguien por quien vivir.  Sin embargo, cuando pareciera que ya nadie lo necesita, la vida de esa persona se deteriora rápidamente.

B. El periodo de soltería del hombre.
Génesis 2 20 “Y puso Adán nombres a toda bestia y ave de los cielos, y a todo animal del campo; mas para Adán no hallo ayuda que estuviese delante de el.
A pesar del ser humano tener una necesidad de otras personas, nuestra relación con Dios sigue siendo una relación personal e individual.  Nosotros no somos salvos porque nuestros padres son salvos.  Dios trató con Adán a solas, individualmente, y así también hace con cada uno de nosotros.

C. La ayuda idónea para el hombre
Génesis 2 21 “Y el SEÑOR Dios hizo caer sueño sobre el hombre, y se adormeció; entonces tomo una de sus costillas, y cerro la carne en su lugar; y edifico el SEÑOR Dios la costilla que tomo del hombre, en mujer, y la trajo al hombre.

D. La familia como unidad de la sociedad
Génesis 2 24 “Por tanto, el varón dejara a su padre y a su madre, y se allegara a su mujer, y serán por una carne.”

1. El hombre fue la única creatura que no fue hecha en pareja como todos los demás animales.

2. Dios se percato inmediatamente que el hombre solo no estaba completo, y le permitió estar así por un tiempo para que apreciara el valor de una ayuda idónea.

3. Dios no creo a Eva del polvo de la tierra, como lo hizo con Adán para que no la considerara simplemente como una pareja para procrear como los animales que Adán había estado poniéndoles nombre. Dios uso un proceso mucho más especial y significativo al formar a Eva de la carne del que seria su marido, para que después del casamiento volvieran a ser una sola carne. (Génesis 2 18 – 25)

El hombre y la mujer unen sus vidas para pasar a ser uno en cuanto a la carne, pero en cuanto a su alma y espíritu todavía mantienen su individualidad.

Necesitamos entender esto, ya que muchos problemas en el matrimonio vienen a consecuencias de que uno de los dos o los dos quieren que la otra persona pierda su propia identidad.  Me explico, muchos al casarse se sienten dueños de la otra persona hasta el punto de querer que la otra persona deje de ser quien es.  Lo cierto es que en cuanto a la carne, el matrimonio se debe un respeto mutuo y completo.  Pero la personalidad no es solo lo exterior, sino que viene del interior.

II. La Soltería

El periodo de soltería es para prepararse para una vida independiente y la prioridad es como agradar a Dios. 1 Corintios 7 32 “Quisiera, pues, que estuvieseis sin congoja. El soltero tiene cuidado de las cosas que son del Señor, como ha de agradar al Señor-”

A. Como nos va formando Dios

De la infancia a la adolescencia van ocurriendo cambios físicos y sicológicos que van preparando al ser humano para el momento del matrimonio. Génesis 1 27 “Y creo Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creo; varón y hembra los creo.”

B. Por que ser puro

1. Porque Dios quiere vivir en medio de nosotros.

2. Por el bienestar físico (enfermedades) y mental (la estigma de la ilegitimidad) de nuestros futuros hijos.

3. Para conservar una buena salud.

C. Como mantenerse puro

1. Controlando los sentimientos.

2. Controlando los pensamientos.

3. Venciendo las tentaciones.

4. Con la ayuda de Dios.

III. El Noviazgo

A. Introducción

1. Después de la decisión por Cristo, la segunda decisión mas importante que tiene que tomar una persona es con quien se casará.

Lo mas común es ver como las persona se unen sólo en una atracción o en una emoción o necesidad.

Un cristiano entiende que el matrimonio es una bendición pero no una decisión que se hace sin incluir a Dios.

2. Fue la primera institución establecida por Dios, por lo tanto es mucha mas antigua que la iglesia, la política, el gobierno, la educación, etc.

La base de una sociedad es el matrimonio.  Del matrimonio surgen todas las demás instituciones.

3. La importancia de una buena elección: La influencia de un cónyuge puede ser para bendición o para maldición, por lo tanto se debe orar a Dios para conceda el cónyuge adecuado.

La persona no debe precipitarse al matrimonio pero tampoco debe de dejarle siempre para otro día como el que tiene temor de algo.  Veo a muchos jóvenes que se impacientan cuando ya han pasado los 25 y todavía no se han casado.  También he visto a muchos otros sobre los 40 y que todavía no quieren casarse.  El tiempo para casarse no es una edad específica.  Lo de la edad es mas una influencia de la sociedad. Lo importante en el matrimonio es saber que Dios nos tiene una persona y que debemos de orar por esa persona y saber ser guiado por el Espíritu Santo.

La espera por la persona idónea no debe ser basado en un fanatismo de una palabra que alguien me dijo de parte de Dios.  Más bien, la guía del Espíritu Santo es la que habla a nuestro corazón.  Recordemos que Dios no sacó a Eva de algo exterior sino del interior del hombre.  Recordemos que un bebe nace del interior no del exterior.  Dios si habla, pero no podemos estar como buscando adivinos que nos digan quien es nuestra pareja. Esto disgusta a Dios.

B. Dios ayuda a sus hijos a encontrar el cónyuge adecuado a través de La Biblia.

1. El sentido común.

2. Las circunstancias.

3. La aceptación y el amor mutuo.

4. La seguridad que es su voluntad.

C. Compromiso y Casamiento

1. La amistad y noviazgo es necesario por la necesidad psicológica de probar las posibilidades de una convivencia armónica.

2. El compromiso permite a los novios pasar más tiempo juntos para conocerse mejor.

D. Planeación para el matrimonio

1. Los novios deben tener la edad suficiente para asumir sus responsabilidades.

2. Los novios deben ser suficientemente maduros para asumir sus responsabilidades.

3. El novio debe trabajar o tener un medio de vida seguro para mantener a su familia.  La mujer debe saber cuidar la casa, ser idónea, saber cocinar y estar debidamente preparada para la crianza de los futuros hijos en la doctrina del Señor, aplicándoles la debida disciplina.

4. La pareja debe de orientada por un consejero matrimonial.

5. La pareja de hacerse un examen medico para verificar su situación física.

6. La pareja debe aclarar sus conceptos de religión, finanzas, hijos, intereses y comportamiento.

7. Para el casamiento es importante cumplir con los requisitos y documentos que fija la ley.

8. La bendición espiritual sigue al cumplimiento de los requisitos legales y es una ceremonia en que los novios hacen públicos sus votos entre ellos y ante Dios.

Dios le bendiga.

CLASE PREPARADA POR EL PASTOR ARTURO BENOIT Y COLABORADA POR EL DR. PABLO CABALLERO.

Artículos Relacionados