El liderazgo cristiano es algo muy peculiar porque al contrario del liderazgo secular, el liderazgo cristiano es un llamado de parte de Dios. Una selección. Dios nos llama, nos separa y nos impone una carga que demanda abnegación de parte de aquel que lo recibe y acepta.

El llamado a la predicación y al liderazgo cristiano es recibido por una selección amorosa de nuestro Dios para que llevemos este mensaje. Tal parece que a veces se nos olvida que nosotros llevamos en las venas, en el corazón y encrustrada en el alma la tarea de comunicar con excelencia el mensaje de Dios. En otras palabras, nosotros, los que hemos sido escojidos por Dios somos la voz de Dios en la tierra y para nuestras iglesias.

El mensaje del ministro/líder debe ser un mensaje motivador y entusiasta. debe ser un mensaje que equipa a la audiencia. Debe ser un mensaje acojedor e instructivo.  Debe llevar una actitud positiva y debe demostrar el liderazgo de aquel que lo comunica. Nosotros somos comunicadores de este mensaje. Somos los ejemplos de aquellos que desean seguir el liderazgo de Jesucristo. Somos ministros (Servidores de la multigracia de Dios). Nuestra competencia es la televisión no cristiana, la radio no cristiana, las revistas, la filosofía y la tecnoloía cibernética. Aquella tecnología que no rinde sus servicios a los pies de Jesucristo. Por eso, como líderes cristianos y comunicadores del evangelio, debemos estar al tanto de nuestra competencia y estar dos o tres pasos en adelanto ante la misma.

I. Una de las cosas que el líder cristiano debe procurar es el de mantenerse humilde.
1. El apostol Pablo con todos sus estudios se mantuvo humilde. Asi reconoció el valor del mensaje y no necesariamente del mensajero. Efesios 3:8-10
a) Mantuvo la humildad por medio del exaltamiento a Dios.
b) Mantuvo la humildad reconociendo la autoridad de la palabra.
c) Mantuvo la humildad reconociendo el tiempo.
d) Mantuvo la humildad a traves del exaltamiento de la sabidura de Dios.
e) Mantuvo la humildad reconociendo su posición en el reino.

II. El lider cristiano debe tener disposición para llevar el mensaje de Dios como comunicador. Romanos 1:15
1. El apostol Pablo tenia una disposición para comunicar el mensaje.
a) El sabia qu el tenia una responsabilidad. El sabia que era el y nadie mas podia hacer lo que Dios le habia encomendado a el para hacer.
b) El lider cristiano debe saber que el es el que Dios llamó para llevar a cabo la misión que esta llevando. Tu eres el unico que lo puedes llevar a cabo.
c) El lider cristiano debe saber que Dios lo llamó para hacer la tarea que el está haciendo. Debe cominicar el mensaje de la palabra y la visión con la disposición mas preaprada del mundo.
d) El apostol sufria de una pasión y deseo profundo de comunicar el mensaje de Dios.

III. El lider cristiano es un hombre/Mujer que reconoce la urgencia de llevar este gran mensaje. 1ra Corintios 9:16
1. El mundo en el cual vivimos, es un mundo cruel. No lleva prisioneros. Mata a los que se atreven a vivir en desenfreno. Nuestra audiencia tiene problemas sinceros. Nuestra audiencia tiene sed de un mensaje que venga verdaderamente del cielo. Por eso nosotros como lideres debemos saber,
a) La necesidad del pueblo
b) el problema del pueblo
c) a estar dispuestos a morir por este mensaje si tivieramos que hacerlo.
d) relacionar el mensaje a la necesidad y problematica del pueblo.

El mundo en el cual vivimos nos quiere hacer ver que ya no hay necesidad para lideres cristianos. La competencia nos abruma de tal manera que muchos de los que han sido llamados se dan por vencidos. En una encuesta reciente se dice que de 10 ministros que entran al ministerio 8 de ellos se dan por vencidos durante su primer año de ministerio.

El resto se danpor vencidos durante los primeros cinco años. Pero Dios tiene algo preparado para aquellos ue permanecemos en las filas de este dificil liderazgo. El renuevo se acerca. Un mesaje nuevo viene para tus labios. Dios esta derramando vino nuevo en odres nuevos. Dios te está enviando un palabra del cielo. Tus fuerzas estan regresando y hay un poder que te está llenando. Levantate y resplandece. Aunque te sientas solo todavia hay siete mil rodillas que no se han doblado ante Baal. Es tiempo de predicar.

Es tiempo de ser lideres de Dios. Es tiempo de llenar nuestras cisternas de aceite y nuestras cantinas de agua. Reconoce quien te llamó y recuerda que nadie va a hacer tu parte. Dios te llamó a ti. Lo que estas haciendo, lo que quieres hacer para la gloria de Dios solamente tu lo puedes hacer. Tu eres el lider que Dios ha llamado. Levantate y camina. Largo camino te resta.

Fuente: recursoadventista.org

Artículos Relacionados