Liderazgo

Bajo Órdenes

Es interesante ver como las personas a las que no les gusta recibir órdenes en casa, ¡Se enlistan en el ejército para terminar recibiendo órdenes!

“Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo.

Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de

agradar a aquel que lo tomó por soldado” 2 Timoteo 2.3-4

En 1941, un joven hombre se ofreció como voluntario para el ejército de USA. Tiempo después admitió que estaba medio borracho cuando firmó el compromiso de voluntario.

Creyó que el ejército sería “una aventura”. No comprendía que sería un hombre ‘’bajo órdenes’’.

Es interesante ver como las personas a las que no les gusta recibir órdenes en casa, ¡Se enlistan en el ejército para terminar recibiendo órdenes! Este hombre se encontró bajo órdenes que lo mantuvieron durante 3 años y medio lejos de casa, nunca volvió a ver a su esposa mientras duró la segunda guerra mundial. Este hombre era mi padre.

El 6 de febrero de 1970, yo fui llamado también, pero no por el ejército de USA, fui llamado por el ejército de Dios. Tenía 18 años. Inmediatamente me convertí en un hombre que recibía y obedecía órdenes. Desde 1970 mi misión de trabajo en el ejército de Dios ha sido muy diferente de lo que pude haber anticipado.

A Su misión fui llevado a la escuela de leyes, a las cortes y al ejercicio de la profesión, a la política, y finalmente a CBMC Internacional.

Ahora, el 30 de Septiembre de 2003 será mi último día como Presidente de CBMC Internacional. Los últimos siete años sólo pueden ser descritos como un empleo de ensueño en todos los aspectos. He estado en 63 naciones (en muchas varias veces). Comenzamos el Maná del Lunes, entre otras cosas, y hemos sido capaces de desafiar a miles de líderes a ir ‘’más lejos y en una forma más amplia’’ en su fe.

Ahora, quiero continuar como “un buen soldado de Jesucristo” (2 Timoteo 2:3) ¿Qué significa esto? La respuesta se encuentra a continuación de nuestra cita de 2 Timoteo 2:2. ¡No es accidente que este verso sea seguido por otros dos que hablan acerca de ser buen soldado!

1- “A fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado” (1 Timoteo 2:4b).

¿Estás motivado a agradar a Dios? Los buenos soldados sólo piensan en agradar a su comandante. ¡No importa la opinión de nadie más!

2- “Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida” (1 Timoteo 2:4a).

Este es mi más grande temor al regresar a mi carrera en leyes. Será fácil estar envuelto y enredado en los negocios de la vida. Mi profesión de Leyes debe ser mi plataforma para el Ministerio, pero no debe ser mi fundamento. ¡Jesús debe ser mi fundamento! (I Corintios 3.11)

Muchas personas me han preguntado constantemente el por qué estoy dejando CBMC Internacional. Esto me recuerda las preguntas que recibí en 1996 de por qué dejaba el Senado de Kentucky. Hoy doy la misma respuesta: Puede que esto no tenga sentido para nadie más que para mi Comandante, pero soy un hombre ‘’bajo órdenes’’. La voz de Dios habló suavemente a mi oído “Ve a Casa”, ¡No tengo opción!

Por eso, ahora que vuelvo a “los negocios de la vida”, ora para que pueda agradar a Dios y no me enrede. Yo estoy orando por lo mismo para ti.

Deje su comentario a continuación

Mas del autor

Daniel Diaz Nauto

Daniel Diaz Nauto

Director, Editor, Webmaster entre otras funciones de la Red PoderyGloria. Hace 12 años se dedica a la informatica, amante a la fotografía y estudiante de teología. Le gusta disfrutar de aquella música que llega a lo profundo del corazón.