Jóvenes

Las 3 cosas más importantes en la vida de un joven. Parte II

jovenes1Somos diferentes, la segunda cosa más importante que debes escoger es con quién vas a pasar el resto de tu vida y esto depende de la primera, si eres un hombre de negocios tu pareja no se puede quejar que llegas tarde, yo creo que Dios nos da la libertad de escoger y tenemos que ser sabios. Me recuerdo que tuve dos novias antes de conocer a Sonia, esas relaciones fueron muy cortas, el primer noviazgo todo fue muy espiritualizado y todo tenía que ser con una experiencia espiritual, todo era orar y sentir de parte de Dios.

Con Sonia el Señor me enseñó el balance, yo oraba, ayunaba, leía pero Sonia era más tranquila, ella era normal y yo el anormal, llegó el momento en el que le decía: “Yo subo cinco escalones y por usted tengo que bajar tres” y siempre era un lío hasta que un día y le hablé y ella me dijo: “Si quiere terminamos” y terminamos, la mamá le regaló un viaje a Europa y se fue de viaje, se fue un mes pero antes pasamos un mes sin ser novios y cuando se fue yo dije: “¿Qué hice? Cuando regresó no sólo volvimos sino le dije: “Es contigo con quien quiero pasar el resto de mis días” y decidimos encaminarnos para poder casarnos. Mi mamá conocía mi vida antes de conocer a Cristo y tuve bastantes novias antes de conocer al Señor y mi mamá me preguntó si estaba jugando con Sonia o si iba a formalizar algo con ella porque ya llevábamos bastante tiempo juntos y fue allí decidí que era el tiempo de casarnos, sabíamos que nos casábamos para servir al Señor, teníamos una visión clara de lo que queríamos hacer el resto de la vida.

Si eres deportista y a tu pareja no le gusta para nada el deporte, vas a tener problemas con ella en tu tiempo de recreación, ni te metas a esa relación. Estaba un día con un amigo y me preguntó cómo quería a mi esposa y él me dijo que a él le gustaría una joven de la congregación que predicaba y servía mucho y yo le dije que no era lo que yo quería, Sonia y yo no vivimos de lo que predico, vivimos de lo que compartimos en nuestra casa, de eso nos alimentamos, tienes que ser muy sabio y sabia para escoger, con quién vas a pasar el resto de tu vida. La mayor parte de ustedes han escogido con quién quieren andar y salir, pero no escogen con quién pueden. Es mejor sacrificar un poco de belleza física por sabiduría porque la belleza física se acaba, la belleza se vuelve insoportable cuando uno no se lleva bien.

Qué voy a hacer el resto de mi vida, con quién voy a pasar el resto de mi vida, en otras palabras, a qué me voy dedicar el resto de mi vida y a quién me voy a dedicar el resto de mi vida. Aquí todos saben qué quieren para su relación pero pocos saben lo que están listos para ofrecer, debes dedicarte a formar tu vida para ser de bendición para alguien más, amar es más hermoso que ser amado, vivir por alguien y para alguien es lo más hermoso.

Todos mediten y piensen por un momento a qué se quieren dedicar el resto de su vida, yo le dije al Señor que si no me llamaba al ministerio le pedí que me hiciera un empresario millonario. Cierra tus ojos, quiero que imagines tu vida haciendo eso el resto de tu vida, usa tu imaginación, imagínate dentro de 5 años haciendo eso sensatamente, quiero que te imagines diez años después cómo te ves haciendo eso. Deja que lo que te imaginas te traiga un sentimiento, ve tu futuro, ¿Cómo te sientes? ¿Te sientes bien, te sientes feliz? Ahora considera una segunda opción de lo que quieres hacer el resto de tu vida y haz el mismo ejercicio, ¿Con cuál te sentiste mejor? Ahora ya tienes una pista bastante grande de lo que tienes que hacer el resto de tu vida. Imagínate viviendo con alguien esa experiencia, imagínate algo bonito. Ahora imagínate haciendo lo que te gusta con una pareja que te hace la vida imposible. Al llegar a casa haz dibujos, dibuja tu futuro, ponlo allí, guarda la hoja, ora encima de ella y dile al Señor que te ves haciendo eso el resto de tu vida.

3. A dónde vas a ir cuando se termine esta vida

La tercera pregunta es ¿A dónde vas a ir a parar cuando se termine esta vida? Nos morimos y no nos llevamos nada, todo lo que escribiste se queda aquí, cualquier día podemos morir, hay dos lugares y es el cielo y el infierno, y si no estás seguro de a dónde vas, necesitas definirlo hoy, si tienes la duda debes recibir a Jesús en tu corazón, y tu vida cambiará por completo.

Autor: Pastor Cash Luna.

Deje su comentario a continuación

Mas del autor

Daniel Diaz Nauto

Daniel Diaz Nauto

Director, Editor, Webmaster entre otras funciones de la Red PoderyGloria. Hace 12 años se dedica a la informatica, amante a la fotografía y estudiante de teología. Le gusta disfrutar de aquella música que llega a lo profundo del corazón.