jovenesEclesiastés 12:9-12 Y cuanto más sabio fue el Predicador, tanto más enseñó sabiduría al pueblo; e hizo escuchar, e hizo escudriñar, y compuso muchos proverbios. Procuró el Predicador hallar palabras agradables, y escribir rectamente palabras de verdad. Las palabras de los sabios son como aguijones; y como clavos hincados son las de los maestros de las congregaciones, dadas por un Pastor. Ahora, hijo mío, a más de esto, sé amonestado. No hay fin de hacer muchos libros; y el mucho estudio es fatiga de la carne.

He tratado de encontrar palabras para edificar tu vida, hay palabras que son fuertes y directas pero son como la medicina que a veces no es tan agradable pero nos cura. Voy a tratar de ser lo más objetivo esta noche. Y quiero hablarte de las tres cosas más importantes que debes definir en la vida.
Eclesiastés 11:9-10 Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios. Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad.

Eclesiastés 12:1 Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento.

Ustedes pueden hacer lo que quieran pero de todo serán juzgados por Dios, si puedo hacer de todo voy a escoger hacer todo aquello que cuando Dios me juzgue me vaya bien, todos seremos juzgados, allá tu lo que quieras hacer y cómo quieras hacerlo, sólo entiende que de todo daremos cuenta a Dios.

Durante todo este Congreso Dios se ha estado dando calidad de información y le he pedido a Dios que les dé sabiduría para que puedan tomar esos consejos, yo me preguntaba por qué tenía yo que darles estas enseñanzas si yo estoy felizmente casado, tengo tres hijos somos felices, pero voy a cumplir con mi deber, allá ustedes si quieren seguirlos pero después no queremos oír quejas y lloriqueos por consecuencias de tus malas decisiones ya teniendo suficiente información.

Hoy te voy a hablar de tres cosas más importantes que debes escoger en la vida.

Filipenses 3:12-14 No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

1. A qué te vas a dedicar el resto de tu vida

La primer cosa más importante de la vida incluso más que escoger novio o novia es escoger a qué te vas a dedicar el resto de tu vida, quieres ser comerciante, actor, cantante, abogado, pastor, ingeniero, qué vas a hacer, la vida pasa rápido en un par de días se termina el Congreso, todo pasa y cambia, el tiempo se va, tu lo sabes, has crecido, antes sólo estudiabas, ahora ya trabajas. La soltería un día se acaba, se pasó el tiempo no hay más qué hacer por él, no puedo volver a ser soltero, hacer lo que quiero ir con mis amigos. Pasa el tiempo y no meditas qué vas a hacer el resto de tu vida, hay un tiempo para hacer de todo, yo jugaba todos los deportes, mi mamá me decía “Tienes uniformes de todo, cuándo vas a dedicarte a una sola cosa? y llegó el día que dije tengo que dedicar mi esfuerzo físico a una sola cosa y escogí el boley ball, no puedes hacer de todo en la vida, debes escoger una cosa para dedicarte, por carácter tienes que terminar lo que comienzas.

Cuando fui a la Universidad a hacerme los exámenes de ubicación los resultados decían que podía dedicarme a todo, incluso a ser cura, entonces escogí mi carrera de mala forma, porque decidí en base a lo que les gustaba a mis amigos, ellos escogieron una Ingeniería en Sistemas y fui con ellos, yo no sabía lo que quería y mientras estudiaba conocí al Señor y allí él me ubicó y leí que nosotros somos administradores de Dios y dije que iba a hacer un giro en mi carrera y me dediqué a la administración siempre con enfoque en Sistemas, me gradué con honores. Yo sentí el llamado del Señor muy fuerte desde niño, cuando me preguntaba mi mamá qué quería ser de grande yo decía que quería ser misionero, me conmovía mucho ver para Semana Santa las películas de la crucifixión de Jesús. Siempre tuve la inclinación de ayudar a la gente, yo pasaba los domingos en la mañana a traer a mis amigos para ir a misa, mi mamá no me dejó ir a fiestas, siempre me cuidó y gracias a ella Dios me libró de cosas que mis amigos sufrieron. Cuando Dios me llamó me dediqué al ministerio y gente me hablaba porque tengo habilidades para hacer negocios pero no fue para eso que me llamó el Señor, mi llamado primero es esta familia que Dios me dio en Guatemala. Hoy todo lo que hago apunta a mejorar mi ministerio, estoy enfocado, sé lo que quiero, pasé una época donde no sabía qué quería, si te pasa lo mismo escoge una y empieza, hazlo bien hecho, sino te gusta escoge la otra, no te va a llevar a nada hacer diez cosas al mismo tiempo. Lo primero que debes resolver es a qué te vas a dedicar toda tu vida y de allí sale la segunda.

2. Con quién voy a pasar el resto de mi vida

Bendigo a Dios por Sonia, ella es la persona más adaptable que conozco, ella no comía camarones y por mi empezó a comerlos, a ella le gustan los deportes, tiene que verla disfrutar esos juegos, ya tiene dos trofeos de golf, el primer pelito que tuvimos ella y yo fue por un mundial, ella es muy adaptable, Sonia ha sido para mi una bendición. En la Biblia dice que Dios hizo “Ayuda idónea” para el hombre, los hombres deben reconocer que necesitan una mujer que los ayude y las mujeres deben reconocer que deben ser una mujer que ayude. Nosotros los hombres somos el sexo débil, no la mujer, los machistas pongan atención, si nosotros no fuéramos el sexo débil ¿Por qué a nosotros nos hicieron la ayuda? En otras palabras cuando Dios vio al hombre solo dijo “No es bueno que esté solo, le haré ayuda idónea, la palabra idónea quiere decir complementaria, si quiere una persona igual que ustedes cásense con ustedes mismos. Cuesta mucho entender a las mujeres, son diferentes, a ellas también les cuesta entendernos a los hombres, por eso dice la Biblia le dice a los hombres “Vivan con sus mujeres sabiamente” el hombre que no es sabio no puede vivir con una mujer, la mujer es lo más lindo que Dios ha creado, son una belleza, pero son especiales de tratar, uno quiere hablar con ellas y lloran por todo, pareciera que traen un tanque de agua extra, no puedes pedir una mujer que no sea así porque así son, si no quieres que llore te tienes que casar con un hombre y eso lo reprendemos.

Autor: Pastor Cash Luna.

Artículos Relacionados