Finanzas

Un libro de negocios jamás escrito.

¿Cuál es el mejor libro de negocios que usted ha leído? Si usted visita una típica librería –por lo menos en los Estados Unidos- encontrará cientos de libros en la sección de negocios, cada uno de ellos asegurando poseer los últimos secretos para obtener el éxito en la vida y logros profesionales.

Algunos de ellos son biográficos, otros sugieren los pasos del ‘cómo hacerlo’, es decir, pasos para convertirse en un gran líder empresarial o en un vendedor con un alto potencial. Algunos de ellos se enfocan en la motivación, tratando de convencer al lector de poder hacer cualquier cosa que su mente se proponga, mientras que otros relatan graciosas historias o aventuras con las cuales tratan de comunicar verdades básicas del mundo de los negocios.

Personalmente, he leído docenas de estos libros, y debo admitir que en ellos he encontrado principios y fundamentos que valen la pena.
Pero aún así, no creo que todos los libros en los estantes de la sección de ‘negocios’ se acerquen siquiera al libro que yo considero como el mayor libro de negocios jamás escrito… la Biblia.

De hecho, existe más sabiduría de negocios prácticos escrita en una pequeña porción de la Biblia -el libro de los Proverbios- que cualquier otra que usted pudiera encontrar en otro libro, aún en los libros escritos por líderes contemporáneos famosos en el mundo de los negocios. Durante los primeros lunes de cada mes, quisiera que usted considerara las increíbles verdades que el libro de Proverbios enseña en temas tales como: integridad, honestidad, comunicación, relaciones interpersonales, ira, ambición y manejo de los recursos.

Quizás lo más impresionante sea que los principios de este libro funcionan aún y cuando no se profese alguna religión. Y esto se debe a una sola razón: porque son verdaderos. Permítame hacerle una pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre conocimiento y sabiduría?. Un consultor de negocios amigo mío la define de la siguiente manera: Conocimiento es conocer “qué es”. Sabiduría es conocer “qué es lo correcto”.

En los negocios, no es inusual tomar atajos – para tratar de cerrar una importante venta o alcanzar un beneficio deseado en el período más corto posible de tiempo, aún y cuando se tenga que adentrar en las áreas grises de qué es lo correcto e incorrecto -. De todas formas, el éxito en un corto período de tiempo, no predice el éxito a largo tiempo. Es por eso que la sabiduría, y no el conocimiento, debe ser especialmente apreciada en el mundo profesional y de negocios.

Pero ¿cómo se adquiere la sabiduría? El libro de proverbios sugiere varias maneras: – Podemos aprender y buscar la guianza de otras personas. “Oirá el sabio, y aumentará el saber, y el entendido adquirirá consejo.” (Proverbios 1:5). – La sabiduría nos puede apartar del camino del mal. “Porque el desvío de los ignorantes los matará, y la prosperidad de los necios los echará a perder; mas el que me oyere (a la sabiduría), habitará confiadamente y vivirá tranquilo, sin temor del mal” (Proverbios 1:32-33). – Finalmente, la sabiduría es un don de Dios. “Entonces entenderás el temor de Jehová, y hallarás el conocimiento de Dios.

Fuente: Robert Tamasy.

Deje su comentario a continuación

Mas del autor

Ingrid San Martin

Ingrid San Martin

Editora general de la red PoderyGloria.