tarjetasAutocontrol y creedores, dos cosas que se oponen. Personas con autocontrol analizan y evalúan cuidadosamente, tanto los beneficios potenciales como las posibles consecuencias, antes de hacer alguna compra considerable.

Aquellos que ejercitan autocontrol y supervisión financiera apropiada también hacen planes para las necesidades de sus negocios, al contrario de comprar impulsivamente vehículos y equipos o asumir obligaciones financieras sin prudencia.

Por otro lado, las tarjetas de crédito son una conveniencia emitida por los bancos con el fin de obtener lucros, especialmente de aquellas personas que no tienen autocontrol. El uso de tarjetas de crédito por parte de pequeñas empresas es algo relativamente nuevo, pero está aumentando la popularidad rápidamente.

De acuerdo con el Nilson Report, una respetada publicación e investigación sobre sistemas de pagos de consumidores, se espera que el uso de la tarjeta de crédito por pequeños negocios en este año llegue a US$ 111,39 billones de dólares, más Del triple Del total de US$ 35,44 billones de dólares del año 2000. Un aumento de esta naturaleza en cinco años muestra un increíble crecimiento de este modo de obtener recursos para atender las necesidades empresariales.

Obviamente, esto representa también un aumento de lucros para quienes prestan estos valores, pero al mismo tiempo, las consecuencias para los que piden el préstamo están aumentando dramáticamente.

Los reguladores de los negocios bancarios establecieron directrices estipulando que los bancos comiencen a exigir el pago de débitos en tarjetas de crédito dentro de un razonable plazo de tiempo. Tradicionalmente, el pago mínimo de una factura de tarjeta de crédito está en torno de 2% del saldo existente.

Mientras tanto, por causa de esta exigencia de “plazo razonable” el pago mínimo, para muchos bancos, en breve estará alrededor de 4%. Pensando que cada vez más pequeños negocios son abiertos usando diversas tarjetas de crédito como forma de financiarse los prestamos, esta exigencia de 4% puede en poco tiempo perjudicarlos duramente.

Estas empresas generalmente tienen un bajo flujo de caja o un flujo de caja suficiente para hacer los pagos mínimos que son exigidos actualmente. ¿Cómo podrán satisfacer sus obligaciones financieras si tales pagos pasasen a ser el doble del monto actual?

En la Biblia vemos que el apóstol Pedro sabía sobre los peligros de la falta de autocontrol en cualquier área de vida. En I Pedro 5:8, él enseñó: “Sed templados, y velad; porque vuestro adversario el diablo, cual león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar.”

A lo largo de los años, he conversado con muchos hombres de negocios que creían que Dios había respondido sus oraciones a través de una tarjeta de crédito, que rápidamente les proporcionó fondos para los gastos de capital y para los costos iniciales en sus negocios. Un año después, estas mismas personas estaban preguntándose si sus “respuestas de oración” no eran en verdad tentaciones ofreciendo soluciones imprudentes para atender a las necesidades presentes.

La Biblia presenta centenas de pasajes que enseñan principios sanos de administración financiera, por lo tanto una perspectiva particularmente directa y precisa sobre endeudarse, sea en el área personal o profesional, es encontrada en Proverbios 22:7

“ El rico se enseñoreará de los pobres; y el que toma prestado, siervo es del que presta.” El uso imprudente del débito puede rápidamente transformar un ejecutivo prudente en un esclavo que se debate perplejo.

Una palabra de alerta: Si usted está pensando en iniciar un negocio o está en busca de recursos adicionales para mantener su emprendimiento funcionando, en vez de utilizar la creciente táctica cada vez más popular del usos de tarjetas de crédito, ejercite el autocontrol. Ore y busque la voluntad de Dios y Su sabiduría.

Empéñese en utilizar el modelo experimentado y aprobado de la Biblia para financiamiento personal o para las necesidades de su negocio. Si usted le da una oportunidad, va a descubrir que este modelo es mucho más eficiente y mucho menos peligroso de que hacer lo que es más fácil, usar la tarjeta de crédito. En vez de tener que pagar mas de lo debido, usted será capaz de alcanzar un mayor equilibrio en el uso de sus recursos financieros.

Autor: Rick Boxx.

Artículos Relacionados