Artículos Familia

Un matrimonio sensible al llamado de Dios

Lectura bíblica: Jueces 13
Manoa y su esposa son un matrimonio especial en la historia de la nación de Israel, ellos son los padres de Sansón, el hombre más fuerte que jamás haya existido. Pero para saber exactamente  lo que el Señor tenía preparado para ellos y su hijo era necesario que ellos fueran sensibles a la divina voluntad, dicha sensibilidad se caracteriza por lo siguiente:

I.- SON RECEPTIBLES A LA VOZ DEL SEÑOR (vrs. 3-5).
La esterilidad de la mujer de Manoa era un tremendo problema para ella como persona, esposa y mujer, sin embargo, Dios siempre se ha manifestado a la gente aún en medio de los problemas, sin importar cuáles sean dichos problemas. Lo importante es poseer la cualidad de discernir cuando es
Dios quien está hablándonos, aún en medio de tantas confusiones.

A.- Ella atendió la Palabra del Señor. Es lo que el Señor quiere de nosotros, la capacidad de atender a todo lo que nos está hablando, a pesar de tantos quehaceres y trabajos.

B.- No sólo la atendió, también, la creyó. Es diferente la manifestación de Dios en la vida de una esposa o esposo cuando creemos la palabra que Él nos da, que nos otorga para alimentarnos y lograr un crecimiento integro y saludable en la comunión con Él.

C.- Obedeció la palabra del Señor. El consejo de Jesucristo fue de poner en obra sus enseñanzas y mandamientos.
Se puede decir de un esposo o esposa creyente que es receptible a la palabra cuando en su vida suceden esas tres cosas: Atiende la palabra, cree la palabra y obedece la palabra.

II.- EXISTE UN CANAL DE COMUNICACIÓN MATRIMONIAL, ABIERTO (vrs. 6ª y 7ª).

¡De inmediato comunicó a su esposo qué es lo que había visto y oído.

A.- Entre los esposos debe existir siempre ese canal abierto
, sobre todo, en lo relacionado a Dios, a la Iglesia, al ministerio y desde luego al matrimonio.

1.- Expresar lo que experimentamos, vivimos y pensamos que Dios está guiándonos.
2.- Dar nuestra opinión acerca de lo que estamos realizando, para mejorar, desde luego nuestra asistencia a la iglesia, nuestra participación en las actividades de la congregación, etcétera.

B.- Manoa es un excelente receptor en la comunicación matrimonial. Oír, escuchar y ser alguien que presta atención es suficiente para lograr una retroalimentación en cuales quiera de los campos de la comunicación. Cuando uno de cónyuges habla la otra persona debe tener la atención de escuchar lo que está diciendo, para lograr una retroalimentación comunicativa en la vida matrimonial.

1.- Manoa creyó lo que su esposa le contó. Credibilidad es lo que se necesita.
2.- Manoa no pronunció palabra alguna.
3.- Se guardó sus comentarios.

Existen momentos en los cuales al compartir algo con nuestro(a) esposo(a) lo que queremos es que nos escuche, no que nos dé un sermón, una cátedra, así como tampoco criticas y rechazos.

III.- SON PERSONAS DE ORACIÓN (vr. 8).

La oración es esencial para confirmar, esclarecer y disipar dudas que pudieran existir en lo que creemos Dios está guiándonos a realizar.

A.- Manoa asume el papel de líder. Actualmente, los hombres quieren que sea la esposa la que asuma el papel de líder espiritual, sin embargo, (siempre ha sido y esto no ha cambiado), el hombre quien se echa sobre los hombros la carga de liderar al matrimonio y a la familia.

1.- Oración específica. Pedirle al Señor por aquello que en este momento nos interesa.
2.- Oración didáctica. Que sea Él quien nos enseñe lo que debemos hacer, cómo hacerlo y cuándo hacerlo.
3.- Oración de sumisión. Ambos se someten a lo que Dios ya determinó, a lo que el Señor quiere que ambos hagan.

B.- Oración eficaz. Cuando un hombre ora con esa calidad de oración, ¡Dios escucha! (vr.9ª); ¡Dios da la respuesta! Tal vez, nuestras oraciones muchas veces no obtienen la respuesta porque hemos dejado fuera los tres elementos del inciso A.
Hoy día, los matrimonios necesitamos orar a Dios para que sea su voluntad la que cumplamos en su servicio, en la vida cristiana y allí en nuestro hogar.

IV.- SON UN MATRIMONIO QUE DESEA HACER LAS COSAS CON EXCELENCIA (vrs.8-17).

¡Eso es magnífico! Ambos quieren que lo que Dios les ha designado llevar a cabo se haga bien, se realice de lo mejor.

A.- Esperan más indicaciones de parte del Señor. Ellos ya aceptaron cumplir con lo que Jehová decidió que realizaran. Pero quieren ahondar en ese conocimiento, indicaciones y dirección que Él trace para ellos.

1.- Para educar de excelente manera a su hijo.
2.– Darle una formación que agrade a Jehová (vr. 12).

B.- Los matrimonios que han confirmado el llamado del Señor a servirle es lo que deberíamos hacer de continuo. Saber más de Él, de su palabra, de su obra, de su voluntad, etcétera, se puede lograr a través de:

1.- Libros, materiales, hay que aprender más.
2.- Cursos seminarios, todo aquello que amplié el conocimiento cristiano continuamente.
3.- Escuela Bíblica, Instituto bíblico, universidad teológica, y sobre todo, no dejar de asistir a la iglesia.

V.- DISCIERNEN SABIAMENTE LOS SUCESOS (vrs. 21-23).

En la época del Antiguo Testamento se creía que la persona que veía a Dios es que iba a morir. Manoa llegó a sentir que tal vez eso es lo que podría ocurrirles. Sin embargo, su esposa (a esta acción se le llama: ayuda idónea), discierne lo que en realidad está pasando con ellos.

A.- Dios no quiere quitarnos la vida. El esposo estaba un poco, por no decir, muy temeroso. Sin embargo, ella, es sensible, intuitiva, analítica y concluyente.

B.- Llega a la conclusión que Dios tiene un propósito para su matrimonio (vr.23):

1.- Jehová aceptó nuestro holocausto y ofrenda.
2.- El Señor nos mostró lo que va a suceder.
3.- Dios nos amplió el mensaje.
4.- Jehová se reveló a nuestra vida.

Nuestros miedos, temores e incertidumbres solo los podemos superar cuando existe en nuestra vida la sabía manera de saber discernir lo que está sucediendo y encontrar allí el propósito de Dios para nosotros.

Conclusión: Ahora…
Es una buena oportunidad para buscar más de Dios en nuestro matrimonio, a fin de conocer exactamente su voluntad para ambos en el servicio que le brindamos.

Es una buena oportunidad para ampliar el conocimiento que de Dios ya tenemos, para ser siervos suyos de excelencia, que superamos nuestra mediocridad o limitaciones para otorgarle un servicio que lo deje satisfecho y sea de bendición a las personas a las cuales ministramos.

Es una buena oportunidad para superar los miedos y temores que tengamos acerca de decidirnos servirle de una buena vez y el tiempo que Él decida.,

Es una buena oportunidad para conocer más a Dios, de su persona, carácter y propósito para nuestra vida personal y matrimonial, crecer en comunión personal, íntima y progresiva con Cristo.

Enviado por Hermilo Rojo Venegas

Deje su comentario a continuación

Mas del autor

Daniel Diaz Nauto

Daniel Diaz Nauto

Director, Editor, Webmaster entre otras funciones de la Red PoderyGloria. Hace 12 años se dedica a la informatica, amante a la fotografía y estudiante de teología. Le gusta disfrutar de aquella música que llega a lo profundo del corazón.


Warning: get_headers(): http:// wrapper is disabled in the server configuration by allow_url_fopen=0 in /home/pyg/public_html/wp-content/themes/voice/include/helpers.php on line 456

Warning: get_headers(): This function may only be used against URLs in /home/pyg/public_html/wp-content/themes/voice/include/helpers.php on line 456