Ellas y Ellos

Como Tomar Decisiones Importantes por Patrick Morley

decisiones-importantes
Daniel Diaz Nauto
Escrito por Daniel Diaz Nauto

Durante el curso de un año la mayoría de nosotros solo tomamos dos o tres decisiones verdaderamente importantes. Estas podrían incluir el cambiar o no de trabajo, cual trabajo tomar, mudarse o no a otra ciudad o al otro extremo de la ciudad, cuántos hijos tener, que iglesia asistir, qué clase de ministerio personal emprender, qué clase de carro comprar (¿y realmente necesito un carro nuevo?), cómo ajustarse a una forma de vida con un salario reducido, etcétera… Todavía, éstas abarcan algunas de las decisiones más importantes y difíciles que tenemos que tomar.

La mayoría de las decisiones importantes que tomamos en la vida no son dictadas por la escritura. ¿Entonces que hacemos?

UNA PERSPECTIVA
Estas son algunas consideraciones para ayudarle a tomar mejores decisiones:
Sepa que muchas decisiones importantes resultan siendo equivocadas. Un hombre se canso después de haber estado veintiún años en la misma compañía. Él no podía aislar la fuente de sus sentimientos, pero decidió que necesitaba un cambio. Desde ese entonces él ha saltado de trabajo en trabajo, nunca manteniendo la misma posición por más de tres años .

Una pareja decidió mudarse a un “mejor” vecindario. No había nada malo con el vecindario en el que vivían. De hecho les gustaban sus vecinos, la localización era conveniente, el crimen era poco, la hipoteca era casi nada, y no podían realmente encontrar algo que estuviera mal con el vecindario en el que vivían. La nueva casa requería mucho más mantenimiento de lo que ellos habían pensado. La hipoteca que era mas alta creo mucha tensión entre ellos. Pronto comenzaron apuntar dedos el uno al otro, culpándose por haber decidido dejar el antiguo vecindario.

Si usted no esta contento donde está, usted no estará contento a donde va. Es un error el pensar que cambiar nuestras circunstancias nos hará felices o contentos. A menudo nos aferramos a una cierta ambición egoísta que es lo contrario a conducir una vida entregada.

Tenga en cuenta el costo de tomar una decisión equivocada. Quizás la lección más grande que he aprendido acerca de tomar decisiones importantes es el costo de tomar la decisión equivocada. Cuando las decisiones resultan bien, “Yo” soy brillante. Cuando resultan mal, “usted” ¡se equivoco! Piense acerca de la siguiente declaración: El tiempo que más perdemos en nuestras vidas es el tiempo que pasamos deshaciendo lo que no debimos haber hecho en primer lugar. ¿Esta usted de acuerdo?

Usualmente podemos recuperarnos si hacemos una mala decisión. A veces, sin embargo, no. Nunca tome una decisión en la que apueste todo.

La mayoría de las decisiones son obviamente dadas con bastante información y tiempo. ¿Cuándo tomamos decisiones pobres? Cuando no tenemos nuestros hechos derechos y cuando somos precipitados. Permanezca recogiendo información. Escríbalo así no se le olvida. La mente por sí misma puede ver un hecho pequeño fuera de proporción. Escribiéndolo pone las cosas en perspectiva. Hable con consejeros sabios; busque la perspectiva de otras personas. Hable con expertos que tengan mejor habilidad para funcionar por hechos y no por sentimientos.

Nuestro mundo es un mundo impaciente, un mundo precipitado, un mundo impulsivo. Si mi computador toma tres segundos para buscar 20.000.000 bytes de información en vez de un segundo me frustro. ¡Pongámonos serios! Toma tiempo para tomar una importante y sabia decisión. La mente puede que sepa rápidamente que hacer, pero toma mas tiempo para nuestras emociones. Nos hemos apoderado de posiciones que solamente el tiempo puede cambiar. Debemos esperar a “la intuición,” que es nuestra mente subconsciente informando a nuestra mente consciente de los resultados de su cuidadoso y completo análisis.

MEDIOS DE DIRECCIÓN
Las decisiones mas importantes que tomamos van hacer más fáciles de tomar si habitamos en Cristo diariamente, comenzando cada día con una humilde entrega a Dios, buscando agradarlo en todo lo que hacemos, y vivir nuestras vidas fuera de el desbordamiento de nuestra relación personal con Jesús. Para ayudarnos Dios nos ha dado medios de dirección. Vamos a explorar brevemente cada uno de los siete diferentes medios que Dios nos ha dado para ayudarnos a discernir su voluntad.

La Biblia. La pregunta más importante es, “¿A hablado Dios acerca de esto ya?” La Biblia esta llena de mandamientos (que son un deber) y principios (que son sabios). No tenemos que preguntarnos si no reportamos $1.800 de extra salario al IRS eso es voluntad de Dios. Sabemos que así es. Como la Biblia dice, “No vaya más allá de lo que esta escrito” (1 Corintios 4:6). La obediencia es la marca registrada de un cristiano. Dialogue acerca de la escritura.

La Oración. Jesús dijo, “Hasta ahora ustedes no han pedido ninguna cosa en mi nombre. Pida y usted recibirá, y su gozo será completo “(Juan 16:24). Constantemente estamos siendo invitados a presentar nuestras peticiones a Dios. La Oración es el medio de nuestra relación personal con Cristo. Usela con libertad. Ore por importantes (¿porqué no todas?) decisiones.

El Espíritu Santo. Dios vive en nosotros en la persona del Espíritu Santo. Él es nuestro consejero, convencedor, confortador, convertidor, y animador. Conscientemente dependa de El y El le guiara e intercederá por usted. “El Espíritu intercede por los santos de acuerdo con la voluntad de Dios” (Romanos 8:27). El Espíritu Santo es el que “nos abriga” con el poder de lo alto. El Espíritu Santo nunca irá en contradicción con la palabra.

Conciencia. Cuando buscamos la voluntad de Dios debemos vivir con la promesa de una buena conciencia hacia Dios y la gente. “Queridos amigos, si nuestros corazones no nos condenan, tenemos seguridad delante de Dios” (1 Juan 3:21). Tenga presente que una conciencia culpable provee evidencia clara que usted no está en la voluntad de Dios, una conciencia clara no le garantiza que haya discernido correctamente la voluntad Dios. La conciencia es más efectiva como una luz roja en vez de una luz verde. Ir en contra de la conciencia no es sabio o seguro.

Circunstancias. Algunas personas nacen de estatura baja, algunos altos. Unos negros, unos blancos. Algunos en América, algunos en Argentina. Algunos de padres pobres, algunos de padres ricos. La voluntad de Dios es revelada a menudo claramente en las circunstancias que vivimos. “El determina el tiempo fijo para ellos y los lugares exactos donde deben vivir” (Hechos 17: 26). Si usted quiere comprar una casa que cuesta $100.000 y usted califica solamente para $75.000, entonces las circunstancias le han expresado la voluntad de Dios.

Consejo. “Los planes fallan por falta de consejos, pero con muchos consejeros tienen éxito” (Proverbios 15:22). A menudo lo que necesitamos es alguien que nos escuche para ayudarnos a definir nuestros pensamientos en palabras coherentes. Otras veces, necesitamos el consejo de un amigo en el cual confiamos. Busque los consejos de los demás.

Ayuno. El ayuno es una disciplina espiritual que se ha perdido en este tiempo. El ayuno retrasa las funciones físicas de modo que la mente pueda estar de acuerdo con Cristo. El ayuno demuestra la seriedad acerca de su interés hacia el Señor.

Emplee éstos medios constituidos para encontrar la voluntad de Dios. Practíquelos solamente de vez en cuando y será como bombear una fuente oxidada. Practíquelos regularmente y la voluntad de Dios fluirá como una fuente de agua viva.

UN PROCESO Aquí hay un útil, práctico proceso para encontrar la voluntad de Dios. Tenga en cuenta que esto no es un proceso para conseguir nuestra propia voluntad. Debemos ser cautelosos que en verdad queremos lo que Dios quiere. De lo contrario torceremos las cosas a nuestra propia manera. Cada paso se construye así mismo, y usted encontrara que la respuesta llega a ser obvia en cualquier punto a lo largo del camino. Si no se hace clara por si misma, permanezca moviéndose a través de los pasos hasta que sea clara.

Escriba la decisión exactamente. Nada clarifica nuestro pensamiento más rápidamente que papel y lápiz. Se dice que la mitad de la solución está en saber el problema. ¿Cuál es la decisión exacta? ¿Cuáles son las opciones?

Seguido, escriba una “declaración de propósito” que explique exactamente porqué usted está considerando esta decisión. Es de ayuda no solo saber lo que usted está tratando de decidir, pero porqué. “Porqué” usted está tratando de decidir “Qué” ¿usted está tratando de decidir? ¿Cuál es el contexto? ¿Usted tiene que moverse? ¿Es una necesidad o un deseo? ¿Está usted infeliz?

Seguido, someta su “declaración de propósito” a una serie de preguntas:
¿Que esta tratando de lograr, y porque? ¿Cual es su objetivo, o resultado deseado? ¿Cuales son sus expectativas y porqué? ¿Como esta decisión esta de acuerdo con su llamamiento? ¿Esta usted considerando esto con sentido de llamamiento o deber? ¿Qué haría Jesús si él fuera usted? ¿Cuál es el “siguiente” paso correcto a tomar?

Si su respuesta todavía no ha sido obvia, haga una lista de cada opción en una hoja separada de papel. En la lista del lado izquierdo ponga las ventajas de esa opción; en la lista del lado derecho las desventajas. Como Louis Agazziz dijo, “Un lápiz es uno de los mejores ojos.” Usualmente, una opción se probará así misma claramente deseable, o indeseable, a este punto.

Todas las veces, emplee los siete pasos de dirección para discernir La voluntad de Dios.
Si la respuesta todavía no ha sido clara, espere. Usted nunca puede predecir lo que Dios está haciendo en su vida. Dios no es un hombre que trabajara para su daño. Dios está comprometido a trabajar para su bien. Deje que Dios fije la agenda. Nunca afane a Dios. Si la respuesta no es obvia, confíe en El que El la hará clara en su tiempo. Usted puede adelantarse si usted quiere, pero usted lo hace bajo su propio riesgo. Es mejor esperar al Señor. Déle el tiempo que El quiere para trabajar algunas cosas en y fuera de su carácter. Y recuerde esto: Dios no es el autor de confusión. Sin embargo, Satanás, es. Si todavía esta confundido, espere. Paz es el patrón.
Déjeme animarle a que mantenga este artículo en un lugar accesible. Repáselo cuando usted este estancado en una decisión importante.

Patrick Morley es un lider de negocios, autor y orador, que ayuda a hombres a pensar más profundamente acerca de sus vidas, a reconciliarse con Cristo, y a equiparlos para tener un mayor impacto en el mundo.

Adaptado de Devociones para Parejas (Devotions for Couples) (Editores Zondervan)

Deje su comentario a continuación

Mas del autor

Daniel Diaz Nauto

Daniel Diaz Nauto

Director, Editor, Webmaster entre otras funciones de la Red PoderyGloria. Hace 12 años se dedica a la informatica, amante a la fotografía y estudiante de teología. Le gusta disfrutar de aquella música que llega a lo profundo del corazón.


Warning: get_headers(): http:// wrapper is disabled in the server configuration by allow_url_fopen=0 in /home/pyg/public_html/wp-content/themes/voice/include/helpers.php on line 456

Warning: get_headers(): This function may only be used against URLs in /home/pyg/public_html/wp-content/themes/voice/include/helpers.php on line 456