Consejería

¿Es pecado suicidarse?

Muchas veces he pensado en el suicidio. Dígame, ¿es pecado mortal pensar en suicidarse?

“Soy soltera y joven. Trabajo en una compañía importante y recibo un buen salario, pero en mis frustraciones muchas veces he pensado en el suicidio. Dígame, ¿es pecado mortal pensar en suicidarse?”

Los problemas de la vida a veces nos parecen imposibles de resolver. La pobreza, la enfermedad, las tensiones familiares, la traición de amigos, la falta de amor, etc. son amarguras que nos hacen violentos a algunos, pasivos a otros, cínicos, perezosos, apáticos o desesperados al punto del suicidio.

Pero el suicidio es un pecado tan grave como el asesinato. ¿Por qué? Porque la vida es un don de Dios, y nadie tiene derecho a destruir ni su propia vida ni la ajena por mero impulso, pasión, o frustración personal. La Biblia dice:

“Creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó” (Génesis capítulo 1). Esa es la dignidad del ser humano. Una dignidad increíble, digamos que a la altura de Dios.

Rechace inmediatamente esta tentación de suicidarse. Satanás quiere destruir su vida espiritual y física. La Biblia afirma que “el ladrón no viene sino
para hurtar, matar y destruir” (San Juan capítulo 10). Satanás destruye hogares, corazones, amistades, esperanzas. Pero Jesús agregó:

“Yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia” (San Juan capítulo 10).

¿Ya recibió usted a Cristo por la fe en su corazón? Si no lo ha hecho, decídase ya mismo. Si Cristo controla su vida internamente, su vida será abundante y satisfactoria y nunca pensará en el suicidio porque Cristo llena el corazón.

Por eso dice el apóstol Pablo en su carta a los Gálatas capítulo 5: “El fruto del Espíritu Santo es gozo”. Cuando en el corazón hay gozo, no puede haber frustración que lo impulse a uno a quitarse la vida. Dios quiere utilizar su vida, señorita, para bien de la humanidad y también para la gloria de Dios.

Al servir a otros con el amor que Cristo genera en el corazón, su vida cobrará significado y valor, porque cuando el individuo busca el bien de los demás, inconscientemente también se beneficia a sí mismo.

Con Cristo en su corazón, usted podrá confrontar sin temor a las personas que le han acarreado problemas y frustraciones. Jesús dice en San Marcos capítulo 5:
“No temas, cree solamente”.

Deseo recomendarle lo siguiente:

Primero, que reciba a Cristo en su corazón.

Segundo, que dedique media hora diaria para hablar con Dios por medio de la oración.

Tercero, que cada día lea la Biblia, una buena porción de la Palabra de Dios para así empaparse de los pensamientos de Dios.

Cuarto, busque alguna persona madura en Cristo; ábrale su corazón, consulte con ella.

Si vive controlada internamente por Cristo, El quitará de su mente la idea del suicidio y llenará su ser de gozo y esperanza.

Autor: Luis Palau.

Deje su comentario a continuación

Mas del autor

Ingrid San Martin

Ingrid San Martin

Editora general de la red PoderyGloria.


Warning: get_headers(): http:// wrapper is disabled in the server configuration by allow_url_fopen=0 in /home/pyg/public_html/wp-content/themes/voice/include/helpers.php on line 456

Warning: get_headers(): This function may only be used against URLs in /home/pyg/public_html/wp-content/themes/voice/include/helpers.php on line 456