Alabanza y Adoración

Ser un Director de coro cristiano como Dios quiere.

directorEsta es una reflexión respecto a la labor encomendada por Dios para los directores de coros cristianos; creo yo que teniendo las características habituales de un músico, el director de un coro cristiano además debe poseer otras cualidades, virtudes que lo hacen diferente a un director de un coro secular.

La Palabra de Dios así lo menciona, cuando David escoge a quienes serían los que estarían a cargo de la alabanza dentro del templo elige a hombres instruidos, preparados en el conocimiento de la música pero también que fueran intachables, ejemplo de los demás, varones apartados para este ministerio.
Pues bien meditemos ahora sobre lo que debería ser un director de coro cristiano.

Ser Director de un Coro Cristiano, no es sólo tener conocimientos musicales, recibir un cargo, levantar las manos y moverlas insípidamente.

Ser Director es trabajar para la gloria de Jesucristo, no para la gloria personal. 1ª de Corintios 10:31

Dirigir es saber animar, convencer, motivar, guiar, encaminar, persuadir, gobernar, impulsar y dirigir al coro hacia la excelencia en alabanza que agrada a Dios. Salmo 66:8

Ser Director es aceptar un compromiso y entender que se le ha dado un lugar no para enseñorearse de los demás, sino para trabajar por los demás, viéndolos en todo momento como iguales pero saberse con mayor responsabilidad. Mateo 18:4

Ser Director es buscar razones para crecer como la luz de la aurora y no buscar pretextos para justificar que no se puede crecer. Juan 14:2

Ser Director es convencer con el ejemplo en lugar de levantar la voz para hacerse obedecer, en lugar de reclamar una jerarquía que no existe y en lugar de ejecutar actos teatrales lastimeros para conservar el lugar. Un director evita en todo momento la egolatría expresada por el YO. 2ª de Timoteo 2:15

Ser Director es aceptar con sinceridad que no se sabe jamás lo suficiente, que siempre habrá cosas que aprender y alguien a quien escuchar… de tal manera que se auto motive a aprender más para poder enseñar más en todos los aspectos. Proverbios 18:15

Ser Director es ganarse el aprecio de los coristas por los valores cristianos que el director practique, es ganarse la admiración y reconocimiento por el trabajo y no por el aparceramiento a la conducta impropia de un coro. La excelencia coral estará siempre por encima de la amistad de los malos coristas. Lucas 12:31

Ser Director es conocer las escrituras, la doctrina que da origen y fundamento a las alabanzas y también razones para la práctica de ella en lo que respecta al coro. Un director no es neófito en las Escrituras. 2ª de Timoteo 3:15

Ser Director es saber escuchar sugerencias, críticas y comentarios, sin tomar represalias para quien las dice y aprender de cada una de ellas transformando aun lo malo en cosas buenas. 2ª de Timoteo 3:15

Ser Director es ser espiritual, comprendiendo que lo principal en la Iglesia de Jesucristo es lo espiritual y que cualquier cosa material siempre nos vendrá por añadidura. Gálatas 5:16

Ser Director es huir de la soberbia, de la vanidad, de sentirse poderoso, famoso, invencible, único y buscar y practicar los valores cristianos que le acercan al Señor y a su Gracia, como la paciencia, la templanza, la humildad, la honradez y la sinceridad y que dan como origen un director Cristiano Espiritual. Gálatas 5:22,  Proverbios 8:13

Ser Director es entender que el cristianismo se basa en el Amor entre nosotros y promoverlo entre coristas, entre coros y directores, huyendo en todo momento de la rivalidad y buscando la unidad, la paz y la armonía espiritual. Hebreos 13:1

Ser Director es levantar los ojos de la tierra, elevar el espíritu y soñar con algo grande y después de haberlo soñado llevarlo a cabo con la firme confianza de que en todas estas cosas que sirven para la salvación del alma está Cristo siempre presente en todas ellas. Marcos 11:24

Ser Director es saber comprometerse corregir lo malo y denunciar lo indebido y conservar el lugar pero no a costa del servilismo ni de políticas o conveniencias. Sabiendo que Dios no ocupa nada de eso para hacer llegar sus bendiciones a los hombres. Juan 3:31

Ser Director es entender el Coro no como un alimento a la vanidad, o como corregir lo malo y denunciar lo indebido y conservar el lugar pero no a costa del servilismo ni de políticas o conveniencias. Sabiendo que Dios no ocupa nada de eso para hacer llegar sus bendiciones a los hombres. Juan 3:31

Ser Director es entender el Coro no como un alimento a la vanidad, o como una obligación, sino como un privilegio y en ocasiones una necesidad.
1ª de Corintios 9:16

Ser Director es ser honesto para decir las cosas como son, sentir vergüenza de burlarse del que no sabe, del débil, del ingenuo o de abusar de un cargo y de privilegios que no existen. Filipenses 4:8

Ser Director es saber decir me equivoqué, y proponerse no repetir la misma equivocación. Daniel 4:27

Ser Director es comprender la necesidad de adoptar una disciplina basada en principios sanos, y sujetarse por su propia y deliberada voluntad a esa disciplina… Proverbios 15:32

Ser Director no es más que ser cristiano de verdad.Directores de esa talla y de esta alcurnia los requieren los coros de la Iglesia…Los reclama Cristo y los exige Dios…

¡¡Esforcémonos a ser un Director como Dios quiere!!, que bastante nos falta.

Fuente: Guribercoral.blogspot.com

Deje su comentario a continuación

Mas del autor

Ingrid San Martin

Ingrid San Martin

Editora general de la red PoderyGloria.